¿Será sexy el software libre algún día?

firefox-osHace unos pocos días Mozilla nos dio una mala noticia. Han decidido dejar de desarrollar el sistema operativo libre para móviles que conocenos como Firefox OS. Aunque parece que el proyecto no morirá por completo los dispositivos objetivo de sus orígenes, los mencionados teléfonos móviles, no tendrán nuevos desarrollos.

No soy usuario de Firefox OS, aunque he desarrollado la aplicación Tiny RSS para dicha plataforma, pero en cualquier caso me parece una mala noticia desde el punto de vista del software libre. Ya sabemos que el mercado móvil está copado por Android y iOS, unos sistemas que ya hemos catalogado como algo diferente a software libre (no, Android tampoco) por lo que cualquier opción que trate de entrar en la puja con una filosofía más abierta siempre será positiva.

Este hecho que tiene como protagonista a Firefox OS me ha llevado a pensar sobre la situación actual y futura a la que se enfrenta el software libre en el mercado. En otras palabras, me he preguntado si el software y hardware libre tienen algún futuro frente a sus respectivas contrapartidas cerradas.

Los dispositivos más exitosos del momento están en esa situación porque han logrado convertirse en objetos aspiracionales. Por ejemplo, cada día se ven más portátiles fabricados por Apple ahí fuera y sus dueños no son únicamente expertos en tecnología. La gente simplemente quiere productos de Apple a pesar de que un gran porcentaje de los compradores no sabrían argumentar si dichos dispositivos son mejores que los de la competencia o no. Al final el argumento técnico queda en un segundo plano para muchos compradores. Microsoft ya ha entendido esta idea y también ha empezado a intentar lo mismo con productos como Surface pero lo cierto es que ahora mismo no veo un sistema Linux convirtiéndose en aspiracional entre el público general.

Además las aplicaciones más importantes del momento no se encuentran disponibles en plataformas libres teniendo éstas que limitarse a ofrecer la experiencia que ofrece la tecnología web. Diría que la plataforma web esta acortando distancias respecto a lo nativo de forma muy rápida pero eso no quiere decir que los desarrolladores de dichas aplicaciones y servicios vayan a considerar salir del desarrollo nativo, al menos en la industria móvil. De momento se limitan a centrarse en las plataformas que más opciones de rendimiento económico proporcionan, una plataformas que como hemos dicho no son el paradigma de la apertura.

Las razones pueden ser muy variadas pero ninguna de ellas es de índole técnica. Las principales razones podían ser la falta de ciertas aplicaciones o juegos. El caso de la suite Office se suele poner muchas veces como ejemplo, un software cerrado y que tradicionalmente no ha estado disponible en plataformas libres. En en caso de los juegos sucede sido parecido ya que no se suele tener la posibilidad de acceder a los juegos importantes desde plataformas libres. Es cierto que alguien podría decir que existen LibreOffice o Steam pero lo cierto es que estos proyectos están obligados a luchar contra estándares de facto o no tienen por el momento una cuota de mercado importante. Siempre es positivo que existan este tipo de proyecto, pero lo cierto es que les queda mucho trabajo por delante.

Creo también que aquellos proyectos que consiguen levantar capital de inversores se ven obligados a darle la espalda a la apertura ya que esto suele ser percibido como una pérdida de control sobre el producto. No puedo imaginar a Whatsapp, Pocket, Periscope o tantas otras aplicaciones que hoy en día son muy utilizadas siendo licenciadas bajo GPL. Volviendo al ejemplo del proyecto open source de Android (que, repito, no es el que llega a nuestros dispositivos) fue creado bajo una licencia abierta de las catalogadas como permisivas y estoy seguro de que fue con el objetivo de poder captar el apoyo de los fabricantes.

¿Es, tal vez, un asunto de tiempos? Si no hay una diferencia de nivel técnico entre ambas filosofías, ¿podría ser que los que apostaron por la libertad estén en su situación actual debido a que llegaron en un momento en el que el mercado ya había sido ocupado por otros rivales? Por poner un ejemplo, si una empresa como Canonical hubiera aparecido al mismo tiempo que Microsoft, ¿sería hoy en día una empresa mucho más conocida entre el usuario medio? Quizás sí. Si en el momento en el que el mercado tecnológico estaba configurándose con los diferentes actores que querían luchar en él hubiera habido alguno con filosofía abierta tal vez hubiera conseguido alcanzar los acuerdos con fabricantes que a la postre consiguió Microsoft. Pero a pesar de esto, yo no le daría demasiada relevancia a esto del timing ya que no podemos olvidar que estamos hablando sobre un sector que prácticamente cambia por completo cada año. Google, Facebook o Twitter no llegaron hace tanto tiempo y sólo hay que ver la posición de fuerza que tienen a día de hoy.

Entonces, ¿es que a la gente no le gusta el software libre? Este tipo de Software está entre nosotros desde hace mucho tiempo y si no ha sido capaz de conseguir el éxito en el mercado puede ser que simplemente no será lo suficientemente atractivo. En mi opinión este tampoco es el caso. Por desgracia cuando la gente va a comprar un producto tecnológico la libertad no es una de las razones que decantarán la balanza sobre un producto u otro. En el caso del hardware se mira la estética exterior y unas cuantas especificaciones técnicas que en algunos casos el comprador tampoco entiende del todo y con eso suele ser suficiente. A la gente en general no le importa si la plataforma que mueve dicho hardware puede ser estudiada por cualquiera o si se pone el interés del usuario en primer lugar o no. Por eso diría que en caso de que las aplicaciones arriba mencionadas estuvieran publicadas bajo licencia GPL no tendríamos una gran diferencia desde el punto de vista de la percepción de la sociedad ante la posible compra de las mismas.

Por lo tanto el problema no es técnico y tampoco una falta de atractivo hacia la gente. ¿Entonces?

Yo diría que la respuesta está en una idea que he mencionado antes. Simplemente el software libre no es considerado como una opción para hacer negocio. Hoy en día el tesoro más valioso que al que pueden aspirar las empresas son los datos de los usuarios. Para conseguir dichos datos de forma efectiva y eficiente hace falta invertir tiempo, y por lo tanto dinero, para desarrollar ciertos algoritmos. Y ciertamente son pocas las empresas que están dispuestas a dirigir millones a obtener mejoras técnicas para luego regalárselas a la competencia. Lo que cada uno consigue, tanto mejoras técnicas como información de usuarios, se guarda en secreto ya que es ésta precisamente la ventaja competitiva de cada uno. Por decirlo de alguna manera el sistema económico competitivo no parece ser compatible con la idea colaborativa del software libre.

¿Y podemos decir que la lucha del software libre está perdida? Yo diría que no. Aún con los problemas mencionados en esta entrada hay que decir que los productos de software libre tienen mucho que decir en el panorama tecnológico actual, incluyendo a empresas que basan sus estrategias en software privativo. Sin ir más lejos, en el ámbito de los servidores Linux es el lider indiscutible. La amplia mayoría de dispositivos móviles funcionan con dicho sistema operativo a pesar de que luego se le pongan capas software por encima. Entre todas las webs que podemos visitar en la red hay millones que están construídas con gestores de contenido como WordPress y uno de los navegadores más conocidos para visitar la red, Firefox, es también software libre.

Por lo tanto puedo decir que no veo a este tipo de proyectos en peligro de muerte ya que todo el mundo entiende la importancia que tienen. El problema aparece cuando nos topamos con el objetivo de hacer negocios. A día de hoy no veo al software libre ni siquiera considerado como una opción para la mayoría y esto ciertamente es un problema. Parece que todos somos defensores del código abierto, siempre y cuando este código haya sido escrito por otros para que nosotros podamos usarlo. Eso sí, una vez que somos nosotros los que vamos a empezar un desarrollo parece que no vemos tan claras las ventajas que puede traer la apertura.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s