Dropbox contra las escalas gigantescas

93d23-dropbox-logoSiempre se suele decir que en esto de la tecnología es más fácil que en otros sectores hacer buenas ideas realidad. Dicha afirmación daría para mucho debate pero parece claro que es más fácil conseguir una aplicación exitosa que levantar un edificio de 80 pisos, al menos al principio, cuando nadie te conoce.

Cómo no, el hecho de poder crear una herramienta que facilite la vida de millones de personas nos ha traído miles de casos de éxito y ha generado crecimiento económico a miles de personas.

Sin embargo el día a día no es un camino de rosas como se hace creer a veces. Es de sobra conocido que en este sector existen empresas gigantes que atacan sin descanso cualquier mercado con el fin de seguir haciendo crecer sus imperios. A veces hacen esto presentando desarrollos hechos desde sus oficinas pero otras muchas veces toman el camino más rápido y fácil que no es otro que comprar una empresa mucho más pequeña pero que es ya el líder de ese mercado concreto.

Ésto en sí no es algo malo ya que las compras suelen ser un acuerdo satisfactorio para todas las partes. No sólo eso, hay muchas startups que no tienen otro objetivo que el de ser adquiridas por un grande. Sí que hay, por contra, un efecto negativo en esta forma de proceder: la concentración del mercado en unos pocos gigantes. Tener cada vez menos empresas que son cada vez más grandes hace infinitamente más difícil entrar en el mercado y por consiguiente, también mantenerse en él.

Que se lo pregunten si no a Dropbox. Este servicio ha sido durante mucho el servicio de almacenamiento en la nube más conocido, después de ser de los primeros en llegar al sector. Pero ahora la situación ha cambiado considerablemente desde que Google y Microsoft, entre otros, están empujando sus propuestas valiéndose de sus gigantescas escalas para ofrecer servicios a los que no puede llegar Dropbox. Son capaces de ofrecer más espacio en la nube a un precio más bajo y el ritmo de desarrollo que están imponiendo ser ha acelerado de forma notable.

Dropbox ha contraatacado hace poco pero aún así sigue por detrás en lo que a oferta se refiere. En tamaño no podrá pelear demasiado y el hecho de no tener una infraestructura propia para tenerla en Amazon hace que tenga dependencia de terceras partes, algo que ni Google ni Microsoft tienen que sufrir. Si quiere seguir vivo en el sector no le queda otra que buscar una diferenciación del resto pero es posible que incluso en este aspecto vaya con cierto retraso.

Microsoft proporciona en OneDrive una integración con Office mientras que Google hace lo propio con Docs. Dejando la ofimática también podemos ver una estrecha integración de los servicios de cada uno con sus sistemas de almacenamiento, haciendo que para sus usuarios sea más cómodo quedarse con esos servicios que irse a Dropbox. Lo cierto es que ha pasado cierto tiempo desde que parece que Dropbox pretende convertirse en una plataforma que ofrezca múltiples herramientas alrededor del almacenamiento. Estas opciones tendrán que llegar pronto si no quiere convertirse en un diminuto barco perdido en el mar de gigantescas escalas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s