¿De verdad necesitamos regular las redes sociales?

Twitter_logo_blueLa llegada de las redes sociales, junto con la presencia de teléfonos inteligentes en los bolsillos de todos nosotros, ha propiciado la  aparición de encendidos debates sobre cualquier cosa que suceda en la sociedad. El mejor ejemplo de este fenómeno lo tenemos en Twitter, que mediante sus mensajes cortos ha ayudado a que cada uno exponga sus opiniones de forma rápida, acrecentando así el dinamismo del debate. Otro tema es la calidad de los argumentos que pueden leerse en Twitter, pero éste ya es otro cantar.

En el estado son muchos los temas que ponen a diferentes grupos unos contra otros como por ejemplo ETA, la independencia de Cataluña o el asesinato de Isabel Carrasco que ha dado para tanta conversación últimamente. Ante cualquiera de éstos Twitter llega a convertirse en poco menos que un circo. Por un lado tenemos a las personas que intentan exponer sus ideas de una forma lo mas calmada posible pero por otro está la gente que lanza sus argumentos sin ningún tipo de filtro. Viendo esto no es de extrañar que las amenazas y los deseos de muerte sean una constante. Siempre han estado ahí y probablemente lo seguirán estando en el futuro.

Sin embargo no ha habido hasta las últimas semanas un interés por castigar por ley las mencionadas amenazas y deseos. Tras la muerte de Isabel Carrasco, como he dicho, Twitter se convirtió en un campo de batalla en el que mucha gente mostró su alegría por el asesinato. Ante estos hechos el ministro del interior se puso manos a la obra a intentar encontrar a los autores de algunos de esos tweets, llegando incluso a efectuarse detenciones. Ante esta respuesta me gustaría hacer dos reflexiones. La primera es en realidad una pregunta. ¿Porqué ahora? ¿Porqué empezar ahora a peinar Twitter en busca de infracciones de la ley en los mensajes contenidos en la red social? No es difícil concluir que el asesinato de Isabel Carrasco ha pillado de cerca al partido del gobierno (cabe recordar que la fallecida pertenecía al PP). Parece que ante estos hechos se han visto en la necesidad de dar una respuesta, siendo la vía escogida el poner todo el peso de la ley sobre aquellos que se mostraron a favor del asesinato. Encender la maquinaria legal en este momento concreto después de haber ignorado durante años las amenazas y felicitaciones ante las muertes de otras personas me lleva a pensar que están utilizando la ley exclusivamente para su propia defensa.

La otra reflexión está relacionada con el debate que se ha formado en torno a si deben regularse las redes sociales o no. Me vais a permitir que mire con recelo cualquier iniciativa que promueva un cambio de leyes de este tipo. Viendo los despropósitos que nos han traído en los últimos años creo que como mínimo tener miedo esta totalmente justificado. Después de que el mismo ministro dijera que había indicios de delito ha habido varias detenciones y estoy bastante seguro de que al final también habrá condenas, por lo que queda claro que la legislación actual es más que suficiente para tratar con las redes sociales. ¿Porqué entonces es tan diferente el “mundo real” de las redes? ¿Qué hace que una amenaza a través de la red sea legalmente diferente a una realizada en persona y a la cara? No veo la necesidad de nuevas leyes por ningún lado y me parece que todo este ruido se está generando precisamente para impulsar nuevas normas totalmente innecesarias.

Los delitos son delitos, no me importa cuándo, cómo y por supuesto quién haya sido el perjudicado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s