Popcorn Time, recordando a la industria audiovisual que estamos en el siglo XXI

popcorn-timeAl hablar de Internet y del negocio de la industria audiovisual es inevitable toparnos con conceptos como la piratería, el “todo gratis” y lo mucho que les cuesta a los trabajadores del sector llegar a fin de mes. Cine, música y literatura parecen estar al borde de la muerte eternamente y esta situación límite parece estar durando ya un tiempo.

El discurso siempre es el mismo y las cosas no parecen cambiar con el paso del tiempo, al menos desde que la llegada de Internet pusiera el negocio patas arriba. Desde los ataques a Napster hasta el cierre de Megaupload la industria se ha mantenido impasible, sin cambiar un ápice su argumentario.

En una entrada anterior contaba mi experiencia con el servicio Wuaki. En ella relataba cómo a pesar de estar dispuesto a pagar no pude encontrar un servicio lo  suficientemente decente como para gastar mi dinero en él. Precios totalmente inexplicables o el uso de las ventanas de explotación son dos indicadores perfectos de la deriva de la industria, un comportamiento que está destruyendo su propio negocio en vez de fidelizar a sus usuarios.

Y en mitad de todo esto surge Popcorn Time. Una aplicación que utiliza el protocolo BitTorrent para ver películas. En vez de primero descargar y luego ver, permite reproducir directamente la película escogida, ofreciendo una experiencia parecida a la de los servicios en streaming.

Es una aplicación que ha dado mucho que hablar en los últimos días y aunque ayer pude instalar la aplicación gracias a que es open source, hoy ya no carga el catálogo de películas. Han cerrado la aplicación porque al parecer es un proyecto ilegal.

La aplicación no tenía publicidad, tampoco pedía dinero y además el software era de código abierto. Descargar y usarlo, no tenía más pretensiones. Todo esto, además, gratis. ¿Hay algún servicio actualmente que mejore esta oferta? La respuesta es sencilla, no. No se le puede hacer sombra en el precio, tampoco tiene rival en cuanto al catálogo (ya que potencialmente se podría encontrar cualquier película en Popcorn Time) y tampoco tenía noticias de las dichosas ventanas de explotación.

Pienso que la gente está dispuesta a pagar, probablemente no siempre ni en las cantidades que a la industria le gustaría pero hay un negocio ahí fuera, un negocio que está siendo explotado por otros mientras la industria no deja de quejarse.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s