Nokia X, la familia Android que quiere ser Windows Phone

Nokia-XL-Dual-SIMEl 6 de junio de 1944 los aliados realizaron un desembarco que nadie esperaba en las playas de Normandía. Con esta operación los aliados penetraron en territorio enemigo y comenzaron a luchar desde dentro. Uno de los movimientos más destacables que se han visto en el Mobile World Congress ha seguido la misma idea, eso si, cambiando la guerra por la industria del móvil.

El hecho es que Nokia ha presentado tres móviles que utilizan el sistema operativo Android, poniendo punto final al proyecto que durante mucho tiempo era conocido, casualmente, como Normandy. A partir de ahora la mencionada familia se llamará Nokia X y ha generado un gran interés porque supone un cambio de los planes de los finlandeses. Hay que recordar que Nokia decidió abrazar Windows Phone para intentar salir de su crisis, abandonando o dejando en un segundo plano los sistemas que usaba hasta el momento.

Parecía que la apuesta a favor de esta decisión se reafirmaba cuando Microsoft compró Nokia. Esto es lo que hace que este movimiento sea tan”raro”. Parece que empezar a experimentar con Android es dispararse al pie pero si nos fijamos en las características de los dispositivos presentados podríamos encontrarle el sentido.

Android sí, Google no

Cuando hablamos del sistema Android es casi inevitable terminar mencionando a Google. Sin embargo esto no es así en todos los casos. La plataforma Android se compone de numerosas capas de las cuales una de ellas es la de los servicios de Google. Es posible por tanto fabricar móviles Android y escapar a su vez del control de los de Mountain View. Esto es, por ejemplo, lo que hace Amazon con sus tabletas Kindle Fire, coger Android como base y crear su propia plataforma, proceso que se conoce como fork. En el caso de Nokia también nos encontramos ante un fork, ya que no encontramos ni rastro de los servicios de Google. En vez de éstos, cómo no, son las propuestas de Microsoft las que podremos usar, como pueden ser Skype o OneDrive.

Parece pues que este movimiento no es en realidad un alejamiento de Microsoft, sino un “comando camuflado” que lucha a su favor. No hace falta mas que ver la apariencia que le han dado al sistema para ver que las intenciones de Nokia son claras.

Los siguientes pasos los tendrá que dar Microsoft

Si no ocurre un apocalipsis la división móvil de Nokia pasará pronto a manos de Microsoft y todas las decisiones sobre la compañía las tomarán los estadounidenses, incluyendo a la familia Nokia X. Lógicamente en Redmond quieren impulsar Windows Phone y es éste el que recibirá toda la atención, pero aún así no estoy tan seguro de que maten el desembarco de Nokia a las primeras de cambio. Yo supongo que esperarán un tiempo para ver cómo se comporta la nueva familia en el mercado. Si los usuarios demuestran que tienen interés en Nokia X mantener el experimento vivo puede tener sentido. Al fin y al cabo Microsoft quiere impulsar el uso de sus servicios para que una vez conseguido esto le sea mas fácil atraer a la gente a su plataforma.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s