Primeros pasos con Raspberry Pi

Raspberry-PiHe estado mucho tiempo con ganas de “ensuciarme las manos” con una Raspberry Pi. Para los que no sepáis qué se esconde tras este peculiar nombre, aquí tenéis una breve explicación: es un ordenador de reducidas dimensiones creado por la fundación que también se llama Raspberry Pi y que se basa en un procesador ARM. Tu tamaño supera ligeramente el de una tarjeta de crédito y ejecuta el sistema operativo desde una tarjeta SD (no trae un disco duro para el almacenamiento). La placa proporciona varios puertos de conexión como son Ethernet, dos USB, HDMI y el componente de vídeo de RGA. Para más información la web oficial y la Wikipedia son un buen punto de partida.

Como he dicho, en el pasado he querido pedir una de estas y ponerme a trastear con ella pero por una razón u otra siempre me habia quedado sin dar el paso, hasta ahora.

Al final ha tenido que ser la envidia la que me ha llevado a dar el paso, después de ver el media center y el sistema ambilight que se había montado un amigo mediante su Raspberry Pi, todo ello hecho con sus propias manos. Éste fue, de hecho, el objetivo principal del proyecto Raspberry: popularizar el mundo de la programación entre la gente y acercar principalmente a los jóvenes al mundo de la informática. Con el tiempo este mini ordenador se ha utilizado para muchas más cosas y hoy en día es una herramienta perfecta para cosas como DIYhacking (tomando, obviamente, la definición correcta del término) y se han llevado a cabo miles de experimentos con ella.

Por lo tanto decidí pedir una de estas placas y el paquete me llegó el pasado lunes (después de haber pedido el producto a una tienda del Reino Unido una semana antes).

Afortunadamente hoy en día es muy fácil poner en marcha una Raspberry Pi. Junto con el dispositivo te envían una tarjeta SD (obviamente hay que pedirla en la tienda) en la que hay instalado un sistema llamado New Out Of the Box Software (NOOBS). Mediante NOOBS, la primera vez que encendemos la Raspberry Pi se muestra una lista de sistemas operativos disponibles para instalar. Una vez seleccionado uno de ellos la instalación se llevará a cabo automáticamente y el sistema estará listo para usarse en la próxima ejecución.

El sistema más conocido de los que aparecen en la mencionada lista es Raspbian, un derivado de la distribución Linux Debian para la plataforma ARM. Con este sistema operativo convertimos la Raspberry Pi en un ordenador y podemos hacer con ella todo lo que la imaginación y sus límites en cuanto a hardware nos permitan.

A partir de ahora tendré tiempo de trastear con la nueva Pi y seguramente traeré al blog algunas de las experiencias que tenga con ella. En caso de estar interesados, estad alerta!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s