China, de mano de obra barata a tomar la responsabilidad de liderar la innovación tecnológica

XiaomiLlevo notando, y mencionando, desde hace tiempo que la presencia de los actores Chinos en el negocio de la fabricación de teléfonos es cada vez más grande. Nombres como ZTE o Huawei son ya relativamente conocidos entre nosotros aunque todavía no se les relaciona con dispositivos de gama alta.

Pero que yo diga que no se les relaciona con la gama alta no quiere decir que no estén fabricando móviles de este tipo. Tecnológicamente hablando han dado un salto de calidad y si nos centramos en las especificaciones puras y duras veremos que sus móviles pueden competir sin mucho problema contra los Samsung, HTC o Sony.

Además, ZTE y Huawei no están solas en la conquista del mercado que nos llega desde China. Últimamente estamos escuchando mucho nombres como Xiaomi u Oppo y todo apunta a que todos estos tienen la firme intención de ser importantes en el mercado internacional.

¿Cuáles son los argumentos de estas empresas? Cómo no, el precio. No en vano están demostrando que son capaces de introducir en el mercado dispositivos de gama media-alta a precios que muy pocos son capaces ni siquiera de igualar (el único que me viene a la cabeza ahora es Google con su familia Nexus). Por ese lado las empresas del gigante asiático tendrán una buena baza para conseguir clientes en el extranjero, siempre y cuando sean capaces de convencer de que son fabricantes de confianza, quizás uno de los principales retos a los que se enfrentan dichas compañías.

Es muy interesante ver la evolución que ha tenido China en el mundo de la tecnología. Siempre ha sido ese país que proporcionaba mano de obra barata, el lugar que buscaban las empresas del primer mundo para engordar sus márgenes de beneficios y que a la hora de crear tecnología no era capaz de mucho más que de copiar los productos de los demás.

Pero mira por donde, de la noche a la mañana nos encontramos con que son capaces de crear productos competitivos por sí solos, y como es normal se apartan de las empresas extranjeras y deciden montárselo por su cuenta. No sólo eso, poco a poco están empezando a decir a esas empresas que en su día enviaron su fabricación a China que piensan robarles toda la cuota de mercado que les sea posible. Ya sabeis, a veces lo barato sale caro.

Si estamos hablando de un sector en el que la competencia es feroz, con la llegada de estos nuevos contendientes el mantenerse vivo en él se va a convertir en algo todavía más difícil y no son pocas las empresas que están en situación de ponerse nerviosas. Todo apunta a que Europa ya ha perdido la batalla, ya que con la venta de Nokia pierde a su último gran exponente en cuanto a dispositivos móviles, y en Estados Unidos ya hemos visto la caída en desgracia de algunas empresas como Motorola o Blackberry.

Queda por ver si con la única arma del precio son capaces de convencer a los compradores o las empresas Chinas se toparán con otros factores también importantes, pero a día de hoy no es descabellado ponerlas en todas las quinielas de compañías exitosas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s