Intereses personales y el rendimiento en el trabajo

Como informático que trabaja para una empresa me toca participar en el desarrollo de proyectos para clientes, obviamente siguiendo las especificaciones proporcionadas por los mismos.

En mi caso me encuentro inmerso en el desarrollo de un sistema de televisión por cable para una empresa de telecomunicaciones. Dicho sistema cuenta con diferentes aplicaciones y funcionalidades, encontrándose entre ellas una función para grabar la televisión en directo.

Me he dado cuenta de que nunca pagaría por una función como esta, ya que todo el contenido grabado en un decodificador sólo puede ser consumido en este mismo decodificador, o como mucho en otro que tengamos en casa y que pertenezca al mismo proveedor. En otras palabras, todo lo que grabo en un disco duro queda preso para siempre, siendo el decodificador el que tiene las llaves de la celda. Todo esto es posible gracias a un sistema DRM de los que he tratado varias veces en este blog. Si habéis seguido las entradas sobre el tema ya sabréis cuál es mi opinión al respecto.

Viéndome en esta situación me ha venido una pregunta a la cabeza. Teniendo en cuenta que habrá miles de desarrolladores trabajando en productos que no comprarían, ¿pondrán estos todo su talento en el desarrollo de los mismos? Tiene implicaciones el hecho de que no nos guste el producto que hacemos en la calidad de nuestro trabajo?

Posiblemente habrá bastantes variables a la hora de contestar a la pregunta como podría ser el ambiente de trabajo, los procesos que sigue la empresa, la motivación del trabajador, etc. No se consiguen los mismos resultados con un trabajador que va a gusto todos los días a la oficina que con otro que dejaría la empresa a la mínima oportunidad, independientemente del tipo de trabajo que lleve a cabo.

En mi caso particular me gusta pensar en que hago un trabajo de calidad, al menos teniendo en cuenta los plazos y recursos de los que disponemos (espero que los clientes piensen lo mismo). A pesar de que no compraría el producto (o ciertas funcionalidades del mismo) tengo que estar renovando mis conocimientos día a día y esto evita que llegue la falta de interés que causa la monotonía.

Por lo tanto, ahí está la pregunta: ¿influye la opinión que tenemos sobre lo que desarrollamos en nuestro trabajo en la calidad del producto?

¿Respuestas?

Anuncios

5 pensamientos en “Intereses personales y el rendimiento en el trabajo

  1. lfhe

    Es complicado poder hacer un buen trabajo si no se cree en lo que estas haciendo, desarrollando, etc..pero creo en la profesionalidad de la gente, por lo tanto si creo que se pueda hacer un buen trabajo siempre que el trabajador sea un buen profesional

    Responder
  2. Markel Arizaga Autor de la entrada

    Si, la profesionalidad es justo eso, hacer bien tu trabajo aunque las cosas sean difíciles. Eso sí, dudo que ninguno de los grandes logros de la historia los hayan conseguido personas que no estaban interesadas en el tema. Un talento sin interés posiblemente no llegará más lejos que a ser medianamente bueno en lo que hace, siempre que sea profesional xD

    Responder
  3. gozer

    Asumo que asumes que estamos en el primer mundo, y en el primer escalafón de la pirámide social, dónde puedes “elegir” trabajar e algo que te guste para poder realizarte a ti mismo.

    Dentro de ese contexto, es obvio que alguien que trabaje en algo que no le gusta acabe rindiendo menos, o realizando un trabajo de menor calidad. No obstante, según las leyes de la moral y la ética, uno tiene que cumplir con sus obligaciones de la mejor manera posible y ser lo más profesional en su trabajo (dudo que nadie lo consiga).

    Fuera de ese contexto y demagógicamente hablando, se puede deducir tras leer el post que hay trabajos que jamás podrán realizarse bien. Porque, quién va a dedicar todo su talento a limpiar los baños de un bar, recoger la mierda de otros, o coser balones de cuero para Nike?. Se puede ser profesional haciendo eso?. Se puede acaso llegar a ser profesional trabajando cara al público en un banco?.

    Responder
    1. Markel Arizaga Autor de la entrada

      En realidad no asumo nada, simplemente me pregunto si influye en tu trabajo el hecho de que te guste lo que haces o no. Los trabajos que mencionas, como limpiar los baños de un bar o recoger la mierda de otros, dudo que sean vocacionales para nadie. Yo de momento no he conocido ningún niño que me diga que de mayor quiere coser balones de Nike. Algunos se verán obligados a hacerlo y otros tendrán más suerte.
      Lo que sí creo es que un físico que siempre quiso ser investigador para poder conseguir que el mundo sea un poco mejor que está trabajando de informático nunca pasará a la historia ni como físico ni como informático, y posiblemente su trabajo sea muy bueno. Sin embargo puede que un apasionado de las tecnologías sí que consiga (obviamente también con suerte) ser único en aquello que hace, simplemente porque le gusta.

      Responder
  4. Pingback: Intereses personales y el rendimiento en el trabajo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s